C10_3469

Me quiero casar en mi casa

La idea de celebrar un día tan especial en un lugar tan especial suena perfecto. Al menos en teoría. Pero antes de tomar esa decisión hay varios aspectos que debes considerar. Pensar en esto ahora te ayudará a decidir si es la mejor opción para ti y como evitar dolores de cabeza más adelante.  Hay personas que piensan que esta opción es aun más atractiva por el dinero que se van a ahorrar. De eso vamos a hablar hoy, de los pros y los contras de hacer la boda en una casa, y lo que debes tener claro antes de tomar la decisión.

Si tu boda será pequeña, una boda en tu casa puede ser ideal. Ahora, si piensas hacer algo con mas de 25 personas (por usar un número) lo primero que debes preguntarte es si la casa está preparada para esa cantidad de personas. Hay familias que tienen casas enormes y en las cuales es común hacer fiestas. Estos casos son obviamente más fáciles. Si no es tu caso:

  • Tienes el espacio necesario para la ceremonia, el coctél y para la recepción?
  • Contrario a la mayoría de los salones y hoteles, tendrás que alquilar de todo el equipo (mesas, sillas, etc). Está esto presupuestado?
  • La música, sonido, iluminación necesitarán tomas de electricidad. Está preparado el lugar para esto?
  • Nada romántico, pero, tienes acceso a baños para tus invitados? Necesitarán entrar a la casa? Tienes que alquilar baños portátiles? Tienes el espacio para ponerlos?
  • Estacionamiento. Donde se estacionarán tus invitados? Necesitarás contratar personas para que te ayuden con esto?

Si acaso contestaste no a alguna de las preguntas (o todas) no significa que no puedes casarte en tu casa. Si tienes el tiempo suficiente son cosas que se pueden trabajar. Algunos de estos preparativos conllevan gastos adicionales. Quizás necesites preparar el patio, construir una terraza, lo que sea… Y esto debes tomarlo en consideración cuando hables de presupuesto. Recuerda que ahora lo tienes que traer todo: equipo, sonido, comida, meseros, bartenders y en algunos casos esto sale en más que haciendo la boda en otro lugar.

En resumen, casarte en tu casa puede ser más económico pero no necesariamente. Hay costos escondidos que al sumarlo pueden ser mas que lo presupuestado. Por otro lado, lo puedes poner todo a tu gusto. No tienes que preocuparte por el color de la alfombra ni las cortinas.  Además de tener el factor sentimental. Si casarte ahí no tiene precio, entonces prepárate con tiempo para que la casa, y tu, estén listos cuando llegue ese gran día.

{Foto por Toole Art Photography}
width=190

One thought on “Me quiero casar en mi casa

Leave a Reply