MomAndMeKiss

Las bodas y las madres

Si hay alguien que ha pensado en tu boda tanto o más que tu, probablemente es tu mamá. Esa emoción de que su hija encuentre a su pareja, al hombre que la haga feliz, no tiene precio. Escoger el vestido que la hará ver  más bella que nunca, y llorar al verte. Al menos esas son en teoría algunas de las cosas que podría sentir tu mamá. La realidad es que no todas tenemos la mejor de las relaciones con nuestras madres. Igualmente es cierto que no todas las madres están igualmente emocionadas con que tu te cases.

Se considera que la familia de la novia son los anfitriones del evento, especialmente si ellos pagan. Y son ellos también los que usualmente tienen más participación en lo que se escoge. Toma esto en consideración independientemente de la relación que tengas con tus padres. Si eres la única nena de la familia, esto es más evidente.  En mi caso, yo soy la única hija, nieta y sobrina. Pero yo sabía que tener a mi mamá en todo el proceso de planificación y selección me volvería loca, añadiría estrés y me haría considerar seriamente correr y casarme en Las Vegas.  Lo que yo escogí fue hacerla partícipe de la selección de mi traje. De hecho, si le preguntas a cualquier mamá, las probabilidades son bien altas de que si sólo pueden participar de algo sería escoger el traje.

Ahora, también tenemos relaciones madres e hijas que tienen gustos y personalidades tan similares que pueden ser las mejores amigas. Saben si algo le gustará aunque no esté presente!  Y entre medio están todas la relaciones que son mezclas de esta. Claro, hay madres y hay MADRES. Me he encontrado con madres que olvidan que la boda es de su hija, y quieren escoger todo al gusto de ellas. Es bien frustrante, para la novia y para mí. Para todas las madres que tienen una hija por casarse, de una madre a otra, por favor no olvides de quién es la boda. Sería muy triste que dentro de 5 años cuando ella revise sus fotos vea todas esas cosas que escogió por presión, o por no tener otra opción. No digo que no opines, digo que la selección debe ser de la novia.

El punto de todo esto es que tu boda es un proceso único, que no se va a repetir. Como novia debes tratar de buscar ese punto en el que puedas hacer a tu mamá sentirse parte de la planificación. Puede ser sólo el traje, o quizás la dejas escoger el bizcocho. Quizás con eso le sea suficiente, o quizás te lo reclame por el resto de tus días (hablando por experiencia). Cualquier cosa es posible. Y también es posible que cuando te vea desfilar, se le olvide todo.

Cómo madre de una futura novia, en 20 años por lo menos, se que me encantaría poder ser parte de toda esa emocionante etapa. De reírnos de cada cosa espantosa que vemos, emocionarnos cuando vemos algo que sería perfecto para ese día. De llorar cuando la vea vestida con su traje…y de tratar de no arruinar mi maquillaje cuando la vea desfilar.

width=190

Leave a Reply