Hablando de niños y bodas

Una pregunta con la cual muchas parejas se encuentran al momento de planificar su boda es si invitarán niños. Para algunos la respuesta es obvia, así que vamos a hablar para los que no están seguros. Hay varias cosas a considerar y en ningún orden en particular: costo, espacio, cantidad de niños entre tus invitados, entre otros. Básicamente tus opciones son si, no o sólo algunos.

No niños

Los pros de esta opción son menos platos = menos dinero. Los adultos pueden bailar y disfrutar como les guste sin tener que preocuparse por sus niños, si están aburridos o si no se están “portando bien”. Por otro lado, esto obliga a los padres a tener quien cuide a sus niños. Hay quienes no tienen problema con esto, hay quienes prefieren no dejar a los niños con nadie, o piensa en los que tienen bebés pequeños.

Bienvenidos sean los niños!

En el caso de que alguno de ustedes 2 sea padres, esta puede ser la respuesta lógica. Si tus invitados son mayormente familia y hay niños entre ellos quizás sea difícil dejar los chiquitines con los abuelos o los tíos, pues ellos también son invitados a la boda. Más niños implica más gastos. Quizás no sea el menú regular pero hay que alimentarlos. También la parte del entretenimiento…. estarán aburridos? corriendo por el salón? llorando? bailando? sentados pintando? Es muy impredecible el comportamiento de los niños y si no puedes estar tranquila con esta realidad, es algo que deben discutir. Una idea es tenerles una mesa a los niños con libros, crayolas, dulces, y/o juguetes. El punto es mantenerlos entretenidos con cosas que no ocasionen ni mucho ruido ni mucho reguero. Dependiendo de tu presupuesto puedes contratar los servicios de payasos o niñeras. De seguro los padres te lo van a agradecer.

Sólo algunos niños

Esta opción implica que serán invitados esos niños con los cuales tengas alguna relación personal especial o que sus padres sean importantes para ti y entiendes que de otra manera no podrían asistir. O quizás piensas que se “portan bien” y eso te tranquiliza. Con esta opción es más importante aun tenerles algo que los entretenga. Los niños se juntan unos con otros y juegan cualquier cosa, pero si digamos, sólo tienes una pareja de hermanitos, puede que no los mantenga distraídos por mucho tiempo.

Niños en tu séquito

Piensas que pocas cosas son más hermosas que los cachetitos rosaditos de niños pequeños desfilando sonriendo mientras llevan los anillos y tiran pétalos. Y aunque cierto, no siempre esta es la realidad. Por que? Porque si! Volvemos a que es algo impredecible. Quizás tu sobrino ha practicado muchísimo como desfilar y cuando llega el momento y ve tantas caras mirándolo decide llorar en vez de caminar. Es compresible por que se asustaría. Dependiendo de cuan relax seas, cuan importante sea que el desfile quede de show y si no puedes pensar en que un niño llorando dañe tus fotos, el tener niños en el séquito puede ser toda una aventura.

Pienso que no hay nada obligado en las bodas y esto incluye tener niños. Es una decisión muy personal, pero si decides no invitarlos, infórmalo con tiempo suficiente para que los padres puedan hacer los arreglos necesarios. De hecho, la etiqueta dice que no escribas en la invitación “adultos solamente”. Más que nada se asume por la cantidad de personas invitadas en cada invitación. Es mejor correr la voz y/o llamar a las personas para dejarles saber.

width=190

Leave a Reply